Blog

La Maravillosa Historia de un Paciente

Comparado con la mayoría de los cirujanos plásticos cosméticos, yo veo a una gran cantidad de pacientes. El modelo de negocios tradicional es cobrar una gran suma por la consulta, hacer que dure 45 minutos, y establecer una relación con el paciente, mientras te vendes a ti mismo como la mejor persona para desempeñar el trabajo. Y como el paciente ya ha invertido una gran cantidad de dinero, lo seduces con la idea de que ese pago será considerado como un adelanto de la eventual cirugía, lo cual hace que el paciente se sienta más inclinado a aceptar “la oferta”. Eso es algo que yo no hago.
Mi misión es la de servir a la comunidad hispana, proporcionándole a los pacientes procedimientos de cirugía plástica asequibles, con un elevado nivel de experiencia y profesionalismo. Y evitar que alguien se aproveche de ellos. Debido a esto, tengo una pequeña tarifa de $50 por consulta (una décima parte de lo que en Park Avenue suele cobrar), de modo que si -al final- el consultante decide no contratar un procedimiento conmigo, al menos puede tener la seguridad de haber recibido buenos consejos e información certera.
Me estoy acercando a la cifra de 50 mil pacientes atendidos en mi consultorio, y no es de sorprender que no los recuerde a todos. Si bien soy muy bueno recordando rostros, no lo soy tanto con sus nombres.
Una vez vino una mujer a mi consulta, por una abdominoplastia. Noté que se había sometido a una reducción de senos en 1996. Luego de muchos años, el procedimiento parecía haber sido bien hecho y quedé impresionado con su calidad. Le mencioné, entonces, que quienquiera que le haya realizado esa reducción de mamas, efectuó un gran trabajo. Ella me miró divertida y me respondió que yo era el cirujano que la había operado, cuando me desempeñaba como Jefe de Residentes de Cirugía Plástica en el Columbia Presbyterian.
Me avergonzó un poco el no saber que era yo quien había hecho la cirugía, pero al mismo tiempo, me sentí tremendamente orgulloso.


Los impuestos y la cirugía plástica

Hoy día, todos debemos pagar impuestos. Yo también. A menos que haya un reembolso para recibir, a nadie parece gustarle este día. Y, lamentablemente, ese nunca ha sido mi caso.

Sin embargo, los reembolsos del impuesto sobre la renta son muchas veces usados por mis pacientes para procedimientos de cirugía plástica. Cuando llega un cheque de forma inesperada, comienzas a pensar en las cosas divertidas que puedes hacer con él. Después de varios años, cuentas con que esté allí y haces planes para gastarlo. Eso es algo que siempre me ha parecido fascinante.

A medida que los préstamos basados en el impuesto sobre la renta se han hecho más populares, la demanda de procedimientos de cirugía plástica llega un poco más temprano. Ahora desde finales de enero y hasta febrero, se llenan todos los cupos para procedimientos estéticos. Combina eso con las vacaciones de Spring Break y abril, y es una locura.

Esta es mi 19ª temporada de impuestos en Yager Esthetics, y siempre me mantiene ocupado. Ganar el dinero que necesito para pagar mis impuestos, funciona bien. En realidad, el gobierno recibe un préstamo de las personas que pagan de más durante todo el año y luego lo regresa. Luego, la gente me lo entrega a mí y yo se lo doy de vuelta al gobierno. ¡Es el círculo de la vida!

Me encanta cuando la temporada de impuestos trae felicidad a los demás. Por lo demás, es triste para mí.


Dolor

Hoy hubiese sido el cumpleaños número 47 de un viejo amigo. Él era extraordinariamente inteligente, y su sonrisa hacía del mundo un lugar mejor. Lo extraño.

Lo conocí cuando él estaba empezando en la Universidad de Columbia y yo estaba empezando la Escuela de Medicina allí. Él tenía molestias en la espalda con las que había estado lidiando, y me pareció extraño. Lo mandé al Neurólogo quien encontró un tumor de médula espinal.

Se sometió a cirugía y radioterapia, los cuales estabilizaban la masa.  Continúo para terminar su título, casarse, y tener hijos. Lo único que no podía controlar era el dolor.

Los narcóticos, toradol, estimuladores espinales, marihuana medicinal, y todos los otros intentos no lograron el éxito. Sin embargo, él vivía con una sonrisa en su rostro y estaba allí para todos.

Finalmente, después de 25 años sufriendo, el terminó con su vida.  Tenía una fiesta para celebrar los 25 años, resultó que era sólo para decir adiós. Yo no estaba allí.

El punto de esta historia es que el dolor no puede ser ignorado o desatendido, ya sea temporal o crónico. Tómelo en serio, y guarde los medicamentos para cuando los necesite.


Cuando la publicidad supera la realidad en BBL

He sido un Cirujano Plástico Certificado desde hace bastante tiempo, estando en práctica privada por más de 20 años. He realizado transferencias de grasa a las nalgas desde antes de que se llamara un levantamiento brasileño de nalgas, y sigo realizando este procedimiento más de 150 veces al año. Creo que obtengo grandes resultados, sin embargo, escucho un poco de decepción en los pacientes más que con todas las otras cirugías. ¿No soy bueno en la cirugía, o es algo más?

Cuando comparo mis resultados con los que se ven en las revistas de Cirugía Plástica, siento que exceden casi todos en efectividad y grasa. Eso me hace confiar que lo estoy haciendo bien. Entonces, ¿por qué algunas personas no están emocionadas? Yo culpo a los medios sociales.

Las personas ven reality tv, ven fotos y publicaciones con photoshop, y siente que no importa con lo que empezaron, que un buen cirujano plástico puede hacer cualquier cosa. Esto desafortunadamente no es verdad. La cantidad de grasa que tienes, el hueso, la estructura muscular, y el metabolismo son todos factores más allá de nuestro control. Tengo cambios milagrosos caminando que están trastornados que con las lycras blancas, hay una diferencia leve de lado a lado, incluso si comenzaron con nalgas horriblemente asimétricas.

Mis opciones son o dejar de ofrecer este procedimiento, o continuar intentando y educando cada paciente hacia lo que es posible y lo que no. No estoy listo para detenerme. Se realista y acepta buenos resultados. La perfección es algunas veces el enemigo de la felicidad.


¿Cómo ser un Baterista me ha hecho un mejor Cirujano Plástico?

Como algunos de ustedes podrán saberlo, soy el baterista de una banda de rock alternativo, Used Karmas. Si estás interesado, puedes darnos una oportunidad en Spotify, y escuchar nuestro primer álbum. ¿Qué tiene que ver esto con cirugía plástica? Absolutamente nada.

Mientras he practicado y tocado más la batería, he mejorado. Ya no es solo mantener el tiempo y temer perder un golpe, es un sentido del ritmo, tiempo, y lo que es llamado “el Groove”. Estar en el Groove significa que estás en ritmo, pero que sientes que toda la canción gira en torno a la firma de tiempo que tu fijas. Esta es una forma musical de decir que estás cómodo con el ritmo y puedes bailar alrededor de este sin perderlo. Es más o menos lo que le pasa a un gran bailarín que realmente siente la música.

Mientras yo opero, estoy en una zona en la cual el tiempo, el hambre, y el mundo exterior no existen. Estoy tan enfocado en el caso que tengo en las manos que literalmente no miro a otra cosa que no sea el campo en el cual estoy operando. Estiro mi mano por cualquier cosa que necesito, y esta es colocada en la palma de mi mano.

A medida que me he vuelto mejor en la batería, he pensado en operar en “el Groove” como una forma diferente de experimentar la cirugía. Continúo estando terriblemente enfocado en lo que estoy hacienda, pero disfruto y siento el ritmo de la operación como si esto fuera una pieza musical. Tener esta firma de tiempo en mis manos ha hecho que mi cosa favorita sea aún más disfrutable.

Creo que bailo al ritmo de mi propio baterista. Afortunadamente para mis pacientes, nunca he perdido mi Groove.


Zapatos Baratos Salen Muy Caros

En español hay un dicho que dice “Los zapatos baratos salen muy caros”. Esta es una frase que ese aplica cuando se compra algo que no es caro y termina costando mucho más a largo plazo. Desafortunadamente, esto también aplica en la cirugía plástica cosmética.

Al estar en Washington Heights desde 1988, y en mi práctica privada, Yager Esthetics, desde 1997, he visto casos de cirugía plástica realizada muy pobremente, así como procedimientos hechos por personas sin licencia, resultando algunas veces en daños irreparables.

El procedimiento que me molesta más son las inyecciones de silicón. Algunas veces, como en los labios o las mejillas, que simplemente resultan en una forma desfigurada. La cirugía puede, algunas veces, desabultar y asistir en su corrección.

Las inyecciones en los glúteos son más comunes. Algunos pacientes desarrollan abscesos o infecciones, otros desarrollan bolas duras, otros crean un contorno duro como roca que puede ser doloroso y cambiar de color. Hay casos en los que yo receto esteroides orales para aliviar las molestias, en otros los inyecto, y en otros tengo que usar una técnica de liposucción para reducir la carga de silicón. Algunas veces, no puedo ofrecer ayuda, pues la cura es virtualmente una amputación de la piel y el tejido, con lo cual no me siento cómodo haciéndolo.

Recientemente atendí a una mujer a la cual se le había inyectado silicón en sus senos. Ella tenía piel dañada y roja, masas duras, y una apariencia desfigurada. Ella estaba devastada, y había arruinado su autoestima y sus relaciones interpersonales. Fui capaz de realizar una mastectomía parcial con reconstrucción con implante, y un levantamiento, que de manera milagrosa preservó incluso la sensación del pezón. Ella fue afortunada, pero le costó 10 veces más de lo que le costó la inyección.

Se inteligente con tu salud y con tu cuerpo. Hay lugares para ahorrar dinero, pero la cirugía plástica es uno de los cuales yo no sugeriría hacerlo.


MARCHando

¡De brazos flojos y llantitas, a manchas oscuras alrededor de los ojos (ojeras), lo que sea que has estado escondiendo debajo de tu capa de invierno y tu capucha, no estará tendrá que estar escondido por mucho tiempo! Comienza a prepararte para la revelación del verano con descuentos en estas soluciones no quirúrgicas de Yager Esthetics.

El Rejuvenecedor: PicoSure®

Revitaliza las arrugas, las cicatrices de acné y la descoloración con lo mejor y lo más nuevo de la tecnología láser. Excelente para todos los tipos de piel (¡especialmente para los tonos de piel más oscuros!), PicoSure provee resultados más completes con menos dolor en menor número de tratamientos.   

SOLO ESTE MES: Obtén un protector solar gratuito con la compra de cualquier paquete de rejuvenecimiento de la piel de PicoSure. Tenemos disponibles paquetes de 3, 5 y 7.

El Destructor de Celulitis: Exilis Elite

Reduce la piel floja y los depósitos de grasa con este tratamiento no invasivo que usa energía de alta frecuencia enfocada para estimular al colágeno y reducir las células de grasa. Las áreas más frecuentemente tratadas incluyen la cara y el cuello, alrededor de los ojos y la boca, el mentón, la línea de la mandíbula, el abdomen, las llantitas, la espalda, rodillas, brazos y piernas.

SOLO ESTE MES: Obtén X% de descuento en la primera área, con un bono del X% de descuento en áreas adicionales.


Una Mirada Retrospectiva
al BBL en el 2016

La transferencia de grasa a los glúteos, o Levantamiento de Glúteos Brasileño (BBL) es una gran parte de mi práctica médica en Yager Esthetics. Al ser el experto en belleza Latina, conozco algunas cosas acerca de la importancia de las curvas en la figura femenina. Después de 20 años de práctica privada, he aprendido muchas cosas importantes, y quiero compartirlas con ustedes en un reporte de mis casos de BBL en el año 2016.

Hice mi primer BBL incluso antes de que lo llamaran Levantamiento de Glúteos Brasileño. Fue en 1998, y había muy poca información fuera de los Estados Unidos. Obtuve mi información de Luis Toledo, un Cirujano Plástico Mexicano, quien me explicó esta técnica. He refinado aún más mi método, y hago más procedimientos cada año. Continúa siendo uno de mi top 5 procedimientos.

En 2016, hice más de 150 transferencias de grasa a los glúteos. Tuve cero infecciones, ninguna Trombosis Venosa Profunda (TVP), y una solicitud para que se colocara grasa adicional. Estas estadísticas son extremadamente alentadoras, y son un testimonio no solo de mis habilidades, sino de mi consultorio y nuestra capacidad para informar y educar a cada paciente en relación a sus expectativas y un cuidado adecuado.

La selección del paciente es muy importante, puesto que cada paciente necesita tener la suficiente grasa para que pueda ser removida sin tener un efecto negativo en su cuerpo, pudiendo crear el tamaño que desean. Además, necesitan tener la estructura anatómica y el espacio requerido en la región glútea para que pueda ser agregada la grasa. Si alguien quiere más de lo que es posible o seguro, les explico los límites, y si eso no es lo que ellos quieren, no realizo la cirugía.

En el paciente adecuado, con las expectativas apropiadas, la satisfacción del paciente es extremadamente alta. Si ésta es un área sobre la cual ha estado pensando, nunca ha sido mejor tiempo para venir a una consulta o una visita de seguimiento. ¡Yager Esthetics está siempre Adelante, pero también estamos detrás de ti!


Un diciembre para recordar

Este último año ha pasado volando. ¡Si el 2016 hubiera pasado más rápido, hubiera terminado en el 2015! Por eso es que estoy intentando frenar el ritmo en estas últimas semanas de diciembre para poder disfrutar de la temporada.

He aprendido a disfrutar de las fiestas. Muchos se molestan con los festejos, las luces, las muchedumbres y la música pegajosa, pero yo he llegado a encontrarlo reconfortante. No importa qué religión practiques, la gente parece ser más amable durante esta época del año.

Siempre le pido al personal que decore la oficina para darle un toque cálido y hogareño para los pacientes y empleados. Una oficina médica que no tenga una apariencia fría y clínica genera una sensación relajante. Trabajo durante todo el mes de diciembre, ya que mis pacientes tienen que tomarse un tiempo para recuperarse de la cirugía. Yo puedo esperar hasta una época menos exigente para tomarme las vacaciones. Es por eso que hay tantos pedidos de último momento durante el mes y necesito ahorrar tiempo para no decepcionar.

Yo les recomiendo que retrocedan, se tomen un momento para reflexionar sobre el 2016, y vean si pueden concretar algunos de los objetivos que habían planeado antes de que termine el año. Sé que tengo que ponerme al día.

¿Alguien conoce algún buen cirujano plástico?


Cansado pero Energizado

Mientras escribo esto, son casi las 7 pm. He estado en la oficina desde las 6:45 am, acabando una cirugía justo antes de las 5 pm. Como Director Médico de la Estética Yager, debo quedarme hasta que el último paciente es dado de alta de manera que llegue seguro(a) a su casa. Incluso si yo no estuviera obligado a hacerlo, comoquiera me quedaría para mi paz mental. No descanso fácilmente hasta saber que todos mis pacientes están haciendo bien.

Hay algo extraño acerca de la cirugía. Mi personal y otros que no son cirujanos no entienden cómo puedo estar lleno de energía después de esencialmente 10 horas operando. Para mí, yo pienso ¿Cómo puede usted NO estar energizado?

Hacer cirugía plástica estética es una sensación increíble para mí. Ayudo a que las personas realicen sus sueños, remuevo daños en el cuerpo causados por los embarazos y cambios de peso, alivio el dolor de espalda causado por senos grandes, y en realidad puede elevar la autoestima. Eso es un gran poder y una gran responsabilidad.

Durante la cirugía, el tiempo no existe para mí. Es casi como “The Matrix” (La Matriz), donde puedo ver claramente y todo lo que me rodea va más despacio. La fatiga nunca ha sido un problema, y el último paciente recibe igual calidad que el primero.

Cuando llego a casa, a veces estoy exaltado todavía, y necesito horas para calmar la mente. A menudo me pregunto cuántas horas operando tomarían para hacerme perder el enfoque. Nunca sabré por seguro, así como nunca podría llegar a ese límite mientras este conscientemente bien.

Si viene a la Estética Yager, creo que va a encontrar que mi energía es contagiosa. Puede ser que yo este más emocionado por su cirugía que usted!